Las bombas contra incendios son un dispositivo más de toda la red contra incendios que está esencialmente diseñada para su empleo en sistemas de extinción de incendios, suministrando la presión de agua adecuada cuando cae por debajo de un valor preseleccionado.